Primero Toledo alerta ante la intensa actividad constructora en Vega Baja, sin contar con un Plan de Protección y Conservación del yacimiento: “¿A quién quieren engañar?”

Primero Toledo ha alertado este martes de la intensa actividad urbanística que se lleva a cabo en Vega Baja, con movimientos de tierra, presencia de camiones y un amplio despliegue de trabajadores de la construcción, sin que se haya establecido un Plan de Protección y Conservación del yacimiento«¿A quién quieren engañar?», se ha preguntado el candidato a la Alcaldía, Julio Comendador, quien ha apuntado al Ayuntamiento como principal responsable de este dislate.

Comendador ha comparecido ante los medios en la carpa instalada por la agrupación de electores en la senda de las moreras, acompañado de la número 2 y responsable de Cultura y Patrimonio, Laura García, quien se ha mostrado “sorprendida” ante los trabajos que se desarrollan en la parcela colindante a San Pedro el Verde, “de manera apresurada y sin un estudio previo”.

Desde Primero Toledo apostamos por un Plan de Ordenación y Protección de Vega Baja antes de empezar a trabajar en la zona, porque, en caso contrario, sólo podemos cometer despropósitos urbanísticos, con el peligro de dañar los propios restos arqueológicos”, ha añadido García, quien ha puesto como ejemplo de error “la propia senda de las moreras, en el yacimiento, encima de restos arqueológicos que ya se habían excavado previamente”.

Ante la presencia de camiones, que han descargado y amontonado arena, mientras otros operarios se afanaban en barrer, la responsable de Cultura y Patrimonio de Primero Toledo se ha preguntado“si habrá algún control arqueológico en la zona. Yo veo todo esto con cierta preocupación. Es imprescindible ese estudio previo, poner en común todos los trabajos que se hicieron de manera inconexa hace años y, atendiendo al resultado del georradar de 2020 y del que data de 2008, la carta arqueológica, determinar qué es exactamente lo que hay, cuáles serán las zonas en las que actuaremos y elaborar un plan en condiciones. No podemos funcionar a golpe de ocurrencia”.

En este sentido, ha abogado por contar con la opinión de “la Universidad de Castilla-La Mancha o la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. De hecho, en colaboración con la Universidad se pueden plantear acciones de mucho más calado, con un fondo de investigación y un fondo académico. Se podrían hacer programas ambiciosos, con la presencia de estudiantes de toda Europa y futuros hispanistas. Tenemos un yacimiento de 80.000 metros cuadrados que se podría explotar en beneficio de los conocimientos y de la ciencia y no lo estamos haciendo”.

Por su parte, Comendador se ha comprometido, en nombre de Primero Toledo, a impulsar en el primer año de legislatura “un plan de Protección y Conservación de Vega Baja, con el fomento del turismo académico para que alumnos de otros lugares vengan a excavar a este yacimiento y la implicación de todos los agentes locales en ese estudio para proteger el yacimiento y fomentar el uso y disfrute de este enclave.”.

La agrupación de electores rechaza “toda actividad ligada al uso residencial, ya que es zona protegida y zona de protección de paisaje. En las vegas no se debe construir», ha apuntado Laura García, quien apuesta por «usos lúdicos, deportivos, culturales y grandes espacios verdes, en las parcelas sin restos relevantes, “al estilo de Madrid Río”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio